Comercio electrónico para pequeñas empresas: cómo competir con las grandes empresas

Si tu PYME está pensando en un gran crecimiento, analiza estos datos para atraer y retener a los clientes adecuados y hacerlos felices con cada clic.

Internet es un lugar ruidoso y concurrido, especialmente si eres una pequeña o mediana empresa (PYME) que compite con grandes jugadores por tu participación en el mercado. Las pymes se enfrentan a las marcas empresariales y se enfrentan a un desafío milenario: ¿cómo se puede crear una estrategia de comercio electrónico exitosa para pequeñas empresas con tiempo, presupuesto y recursos limitados? 

A continuación, presentamos algunos consejos prácticos que te ayudarán en tu búsqueda del crecimiento del comercio electrónico de pequeñas empresas.

1. Realiza un seguimiento de las métricas y ajustalas en consecuencia

Tu plan de negocios puede evolucionar con el tiempo, pero las métricas para medir el éxito de tu comercio electrónico seguirán siendo las mismas. Manténte al tanto de estas métricas para descubrir información útil sobre dónde hay margen de mejora y cómo ajustar su estrategia de comercio electrónico:

  • Comprende el tráfico que conduce a tu sitio web o canal. Determina cómo los compradores suelen encontrar tu web: búsqueda orgánica, publicidad paga o redes sociales. Una vez que sepas qué tipos de tráfico atraen a la mayoría de los compradores, puedes concentrarte en los comportamientos que generarán más.

  • Conoce tu tasa de conversión. ¿Cuántos visitantes hacen un pedido? Compara este número con el promedio de tu industria para determinar si tus productos o servicios son competitivos. Realiza un seguimiento de su tasa de conversión a lo largo del tiempo para identificar tendencias y actuar sobre ellas rápidamente. Por ejemplo, si tu tasa de conversión cae repentinamente, esto puede indicar un problema con el flujo de trabajo de pago o el rendimiento del sitio. 

  • Conoce el número medio de unidades por transacción (UPT). Trata de aumentar este número para ayudar a mejorar tu balance final. Para mejorar tu UPT, recomienda artículos de menor valor que complementen la compra principal de un comprador.

  • Realiza un seguimiento del número total de pedidos realizados con éxito en tus canales. Comprende este número y las tendencias que cambian con el tiempo para ayudar con la planificación del inventario, así cómo saber las temporadas de alta y baja demanda. 

 
2. Crea contenido atractivo y con capacidad de búsqueda en todos los canales

Se estima que Google procesa más de 40.000 consultas de búsqueda por segundo, es decir, 3.500 millones de búsquedas por día. En pocas palabras, la gente busca productos y servicios. Para capturar sus clics y conseguir compradores en el canal de comercio electrónico de tu pequeña empresa, crea contenido relevante a través de la lente de las tendencias de búsqueda, las palabras clave y la intención de búsqueda. Esto te ayudará a atraer a los clientes adecuados a tu sitio web y generar conversiones.

Si tienes un presupuesto limitado, considera herramientas gratuitas de código abierto como Google Trends y AnswerThePublic para ayudarte a comprender las palabras clave emergentes y cómo incorporarlas con éxito en tu contenido. 

A medida que los canales sociales se conviertan en una pieza más importante del rompecabezas del comercio electrónico, busca oportunidades en Instagram y Facebook.

 

 3. Simplifica el descubrimiento de productos

No es suficiente simplemente dirigir tráfico a tu web, también necesitas compradores para realizar conversiones. ¿El mejor lugar para empezar? Reduce los pasos innecesarios en el recorrido del cliente para ayudar a garantizar una experiencia de compra fluida y generar una alta conversión e ingresos. 

Crea técnicas de venta guiada, como evaluaciones o cuestionarios, para fomentar el descubrimiento de productos y ayudar a los clientes a encontrar lo que buscan. El contenido atractivo y creativo ayudará a tus clientes a visualizar mejor sus productos y pasar más tiempo en su sitio. 

Las herramientas de inteligencia artificial (IA) pueden tener un gran impacto en el descubrimiento de productos, especialmente para las pequeñas empresas que pueden no tener los recursos para extraer datos manualmente para obtener información procesable. La IA elimina las conjeturas sobre las recomendaciones de productos y tiene el poder de automatizar la comercialización. 

 

4. Optimiza tu carrito y el flujo de trabajo de pago

El recorrido del cliente no termina en “agregar al carrito”; de hecho, el carrito es una experiencia completa en sí mismo. Optimiza tu carrito actualizando los artículos a medida que se agregan, lo que permite a los clientes crear una lista de deseos. Incluye un botón “eliminar” fácil de ver, el cual es fundamental para una experiencia de pago sin problemas. Y no olvides ofrecer una variedad de métodos de pago para contribuir a una mejor experiencia del cliente. 

Los clientes siempre aprecian los métodos de comercio electrónico para pequeñas empresas que brindan la mayor cantidad de opciones.

 

¿A qué esperas para usar el  CRM de Salesforce y mejorar tu comercio electrónico? Contacta con nosotros y desde Konozca te guiaremos durante todo el camino.

Contacta con nosotros

Hola!