Por qué Pardot te puede ayudar a digitalizar tu negocio sin perder el trato personalizado con tus clientes

La coyuntura actual ha obligado a muchos negocios a cerrar sus puertas físicas a los clientes. Sin embargo, es un momento idóneo para abrirles las puertas del mundo digital y seguir atndiéndolos de manera personalizada

El mundo digital es muy amplio y hay muchas soluciones que permiten enviar mensajes personalizados a nuestros clientes. De entre las distintas soluciones que hay, hoy queremos destacar uno de los productos estrella de Salesforce, se trata de Pardot.

Pardot tiene una gran cantidad de beneficios que nos harán el proceso de digitalización mucho más sencillo y que nos permitirá conservar, si no aumentar, el grado de personalización con la que nos comunicamos con nuestros clientes, tanto los consolidados como los potenciales.

Si bien hace años la personalización de la experiencia digital de los clientes suponía un ventaja competitiva, es decir, un plus en el servicio ofrecido, ahora se ha convertido en una necesidad o, mejor dicho, en una gran expectativa que tienen los clientes para con todos los negocios. 

La personalización ha pasado a ser tan importante para los clientes que, según el 5th Anual State of Marketing Report de Salesforce, el 88% de los clientes están dispuestos a proporcionar sus datos personales si reciben la promesa de una comunicación personalizada en toda su experiencia de compra y consumo que incluya el envío de ofertas específicas según sus intereses y preferencias. 

En el marco de esta personalización presupuesta por parte de los clientes, el paradigma de comunicación se ha visto modificado. Ahora no deberíamos limitarnos a promocionar nuestros productos y servicios, sino que deberíamos procurar guiar a los clientes hacia los productos que más les interesan. La comunicación, a la vez que personalizada, se ha vuelto más sutil que nunca.

Cuando hablamos de personalización, no estamos hablando de llamar a los clientes por su nombre, que también, sino mucho más que esto. Estamos refiriéndonos a enviarle ofertas personalizadas, a ofrecerle contenidos de valor en función de sus preferencias, a preocuparnos por él y su satisfacción con nuestra marca en todo momento, y para lograr esto, hace falta mucho más que llamar a cada cliente por su nombre. 

Gran parte de la personalización la vamos a conseguir gracias a una correcta segmentación. Idealmente, deberíamos conseguir un grado tal de personalización que cada cliente tuviera una experiencia única con la marca, pero en algunos casos todavía no se puede conseguir. Es por esta razón que la segmentación cobra una importancia inmensa y la convierte en uno de los ejes centrales del éxito de la personalización.

Como dice Melissa Reinke en muchos de sus artículos, “segmenta, segmenta, y vuelve a segmentar”. 

Precisamente este es uno de los puntos fuertes de Pardot, el poder de segmentación que posee y la facilidad para hacerlo. Además, la precisión de la segmentación que nos ofrece nos va a permitir realizar una gran cantidad de acciones personalizadas basadas en una gran variedad de criterios cruzados. 

Otro de los beneficios que nos aporta Pardot, es la capacidad que tiene para gestionar la base de datos de manera centralizada. Gracias a su funcionalidad de sincronía con las nubes de Salesforce, se consigue integrar el proceso de digitalización del negocio junto con todos los equipos que intervienen en la cadena de relación del cliente con la empresa.

De este modo, al contar con una base de datos centralizada, nos permitirá que los antiguos procesos manuales se puedan digitalizar y, a la vez, mantener a todos los equipos y departamentos de nuestro negocio al día de las decisiones tomadas y las acciones realizadas.

Como bien hemos dicho antes, la personalización va mucho más allá de llamar a cada cliente por su nombre, de ahí la importancia de ofrecer a cada cliente un contenido especialmente adaptado para ellos. Y es que este es otro de los ejes vertebrales de Pardot; la capacidad que tiene para adaptar los contenidos a los distintos perfiles de cliente que tenga cada empresa. 

Principalmente de entre sus funcionalidades de adaptación de contenidos destacan dos de ellas: el contenido dinámico en emails y el contenido dinámico en páginas web. Estos dos elementos pueden conseguir que la experiencia de nuestros clientes sea altamente personalizada y, además, sin representarnos una gran cantidad de trabajo.

Estos contenidos dinámicos (Dynamic Digital Content) harán que el contenido del email o de la página que se muestre a cada cliente dependa en función de determinadas variables previamente seleccionadas. Por ejemplo, se puede configurar para que en función del producto que le interese o que nos compra cada cliente la página web o el email muestre contenidos específicamente de ese producto. De hecho, se podrían crear tantas versiones del email o de la página como variables se establezcan, ya sea de manera individual o cruzadas entre sí. 

Estos contenidos personalizados, sumados a la personalización más tradicional consistente en sustituir determinadas palabras por el valor de un campo concreto; como podría ser el nombre del cliente (en B2C), o el nombre de la empresa en la que trabaja ese contacto (en B2B), y mezclados con la capacidad de automatización de Pardot nos permitirá proporcionar a nuestros clientes la sensación de tener una experiencia única y altamente personalizada. 

Esto nos lleva al último pilar estructural de Pardot que queríamos presentaros en el post de hoy, la funcionalidad de Automated Lead Nurturing. Esta funcionalidad permite de manera muy rápida y sencilla crear conjuntos de acciones y reglas basadas en árboles de decisiones que se activan de manera automática, lo que permite que la elevada personalización no implique una gran inversión de tiempo. 

Una de las claves del éxito de la transición digital de tu negocio va a ser conseguir combinar correctamente el uso del Digital Dynamic Content con el Automated Lead Nurturing, lo que proporcionaría a tus clientes esta sensación de sentirse especiales, es decir, de sentir que tu marca entiende sus necesidades e intereses y en base a estos factores les aporta contenido de valor. 

No olvidemos que, al final, ellos estuvieron dispuestos a proporcionarnos sus datos con la promesa de ofrecerles exactamente esta experiencia de cliente hecha a medida para ellos. 

¿Y tú, a qué esperas para probar Pardot en tu negocio?